Holden Colorado LSX. Una versión exclusiva para Australia

Imprimir

 

Esta es la nueva edición especial que el fabricante australiano Holden ha creado de su Colorado, un pick-up que mucho tiene que ver con el Isuzu D-Max. Se denomina LSX y sólo van a fabricar 800 unidades.

Esta es la nueva edición especial que el fabricante australiano Holden ha creado de su Colorado, un pick-up que mucho tiene que ver con el Isuzu D-Max. Se denomina LSX y sólo van a fabricar 800 unidades.

 

Los clientes australianos ya pueden encargar la última edición especial del Holden Colorado, un pick-up que nada tiene que ver con el Chevrolet Colorado que la firma de la pajarita comercializa en Estados Unidos, pues en realidad lo podemos considerar como el hermano gemelo del Isuzu D-Max.



Los chicos de Holden no se han calentado la cabeza para elegir un nombre y se han decantado por denominarlo LSX. Eso sí, esta versión especial, de la que tan sólo van a fabricar 800 unidades que se venderán sólo en Australia, cuenta con detalles que realzan su exclusividad.

Apuesta por los detalles en negro


Deriva de los Colorado LS, pero añaden en su exterior los pasos de rueda ensanchados, las llantas de 18 pulgadas, un cobertor para la caja trasera, los adhesivos para la tapa posterior, las barras de seguridad... Todo ello en color negro, a juego con la nueva parrilla delantera o con el fondo de sus faros.

 

Además, el cliente contará con seis colores diferentes para poder elegir, pero siempre con la carrocería de doble cabina (hablan de que fabricarán otros 200 Crew Cab Chasis para poder convertirlos en herramientas de trabajo).



Dentro hay pocos detalles que delaten su singularidad, mientras que a nivel de equipamiento seguro que no echarán nada en falta, pues toma como punto de partida la versión LS, que ya cuenta con todo lo que se pueda imaginar.
Sólo con el motor 2.8 Duramax

Todos estos Holden Colorado LSX apuestan por el corazón 2.8 Duramax, una mecánica diésel que se puede combinar con un cambio manual u otro automático, ambos de 6 velocidades. Eso sí, siempre envía su potencia a las cuatro ruedas.



En cuanto a precios, decir que este singular pick-up cuesta en Australia 44.990 dólares australianos, el equivalente a unos 28.740 euros. Y eso que la diferencia de precio entre los LS y estos LSX asciende a 5.000 dólares, unos 3.170 euros.