10 consejos para vender mejor tu usado

Imprimir
PDF

 

La intención de muchos propietarios es evitar intermediarios a la hora de vender su auto. Y obtener unos pesitos más sin pagar comisiones. Aquí, algunos consejos útiles para cerrar mejor la operación.

Cambiar el auto por uno mejor es una de las metas de todos aquellos que llegaron, alguna vez, a tener uno propio. Y para la mayoría de los argentinos es uno de los principales objetivos: arrancan por un “autito usado”, luego pasan al 0km, y por último piensan en ascender de modelo.

Mientras que para comprar el 0km el único destino posible son los concesionarios, a la hora de venderlos se opta, muchas veces, por hacerlo por cuenta propia.

 

Esto quiere decir publicar el auto en diferentes medios, colgarle el cartel de “vendo” en la luneta trasera o ponerle el “conito o botella” en el techo, una costumbre que en otros países no existe y que les cuesta entender el por qué eso se traduce en intención de venta.



Así comienza el proceso para deshacerse de ese modelo que ya no ocupará el garage de casa. Evitando, por cierto, pagar las elevadas comisiones o la desvalorización que se sufre entregándolo en la agencia.



Sin embargo, para hacerlo “por cuenta propia” y que resulte de la mejor manera, hay algunos tips a tener en cuenta. Sin pequeños secretitos que pueden hacer de la operación un “éxito” o un fracaso.

 

1. Conocer el mercado. Es importante tener noción de cómo está el mercado de ocasión. Para ello se pueden abordar los portales de anuncios y de compra-venta donde otros particulares publican sus vehículos. Y conocer la oferta, modelos más demandados, kilometrajes y precios de las versiones similares. También se pueden consultar los listados de precios oficiales de ACARA ( http://www.acara.org.ar ) y de revistas especializadas en venta de autos. 

2. Determinar el precio del auto. Una vez que se analizó el mercado, se puede determinar el precio de nuestro vehículo que nos deje conformes, pero que también lo haga atractivo para los posibles compradores. A veces la zona geográfica y época del año, determina grandes diferencias de precio por la oferta y la demanda. Tengan en cuenta que previo a las fiestas navideñas y fin de año, al regreso de las vacaciones y comienzo de las clases, la posibilidad de venta disminuye. Por este motivo es mejor poner a la venta nuestro vehículo en cualquier otra época que no sean las mencionadas más arriba.


3. Dejar un margen para negociar.
Es importante que el valor esté de acuerdo con nuestras expectativas, dejando un margen para la negociación, pensando bien de antemano hasta donde estaremos dispuestos a bajar para no perder demasiado. Para eso se deben tener en cuenta los puntos fuertes y los débiles de nuestro vehículo.


4. Publicitar la intención de venta. A parte de poner el típico cartel de “se vende” en la ventanilla o luneta trasera de nuestro vehículo, es importante anunciar lo máximo posible que queremos vender nuestro auto.
Lo mejor es acudir a portales que reciben muchas visitas y con gran cobertura geográfica. O a las revistas especializadas en compra-venta. Esto amplía nuestras posibilidades de encontrar un comprador. Redactar bien el anuncio, con datos completos y acompañar con fotografías de buena calidad.


5. Ordenar bien los datos del anuncio. Es importante como se ordenan los datos, para lo cual se sugiere mantener los siguientes pasos: precio, marca, modelo exacto, versión, motorización, kilómetros, tipo de combustible, año de patentamientos, equipamientos y opcionales, especificar la papelería que esté en orden y datos del anunciante.

6. Atender bien a los interesados. Después de publicar el anuncio las respuestas pueden ser muchas. Es importante atender bien a cada interesado, ya que nunca se sabe a priori cuál de ellos puede comprarnos nuestro auto. Es mejor dar prioridad a las entrevistas en persona, las que se acercan para ver el auto. Es mucho mejor un contacto directo que las conversaciones telefónicas o por email.

7. Preparar el auto para la venta. Debe ser presentado lo mejor posible. Reparar pequeños desperfectos de la pintura y cambiar algún elemento decorativo dañado no es caro y el aspecto del vehículo puede modificarse notablemente. También se puede limpiar a fondo tanto en el exterior como interior. Un buen aspecto estético y mecánico, acompañado por el historial de service se convierten en los mejores aliados en el momento de decisión por parte del comprador.

 8. Ser precavido durante la operación. Es importante no entregar ningún dato ni documento antes de que se realice la transacción. Se puede realizar un contrato de compra-venta y exigir al comprador una fotocopia de su DNI. No se deben aceptar cheques sin conformar en el banco ni entregar las llaves hasta que esté legalizada la operación de venta. Si el comprador quiere probar el vehículo, vaya con él en el coche.

 9. Preparar lo necesario para la transacción. Los documentos del vehículo tienen que estar completos, informe de la última VTV si la tienen, manual de mantenimiento con los service sellados y facturas de reparaciones mecánicas serán siempre apreciadas por el comprador. Se deben entregar los duplicados de llaves y tuerca de seguridad de las llantas de aleación.

10. Anticiparse a las preguntas que le vayan a realizar. Con seguridad el comprador querrá saber por qué desea vender su coche, cuánto gasta, cuál es el precio corriente del mantenimiento, si ha tenido problemas graves. Es importante tener todas las respuestas pensadas para no dudar, algo que genera desconfianza en el interesado. Y si tarda en vender el auto no hay que desesperarse.

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video