Mitsubishi vuelve a ganar dinero en Europa tres años después

Imprimir
PDF

 Parece increíble, viendo la decreciente gama y penetración de mercado que tiene Mitsubishi en Europa, pero la firma nipona ha logrado, tres años después, romper la balanza negativa de saldo que tenía hasta ahora, al conseguir cerrar el ejercicio fiscal de 2013 (a la japonesa, de marzo a marzo) en positivo.

La clave del éxito ha sido, por encima de todo, la transferencia de NedCar a manos de BMW. Quitarse la factoría de encima ha significado recortar gastos para la casa de los tres diamantes rojos. Si a esto se le suma las buenas ventas del Outlander y de su variante híbrida enchufable.

Mitsubishi logró colocar 111.000 coches en el mercado europeo. Esto implica un crecimiento del 19% en matriculaciones respecto al ejercicio anterior. Gracias a esta combinación de más coches vendidos con menos costes asociados, y la devaluación vertigionsa del Yen respecto al Euro, Mitsubishi ha logrado firmar 261 millones de euros de ganancias, nada menos.

Con la reestructuración comercial que está teniendo lugar en España y Alemania (recordemos que Mitsubishi España desaparece como distribuidora para nuestro país, tomando su relevo Bergé, que ya fue en el pasado su importadora); Mitsubishi espera mejorar los resultados este 2014.