¿Qué debemos tener en cuenta antes de salir a la ruta?

Imprimir
PDF


Se acerca el verano y millones de argentinos empiezan a planificar sus merecidas vacaciones, ese lapso de tiempo para disfrutar con amigos o en familia, para relajarse, dejar atrás los problemas y descansar. Y para los que viajan con su auto hay un punto crucial: tomar todas las precauciones antes de salir a la ruta. Desde chequear que la documentación esté al día hasta el control mecánico, son varios los recaudos a tener en cuenta para no sufrir imprevistos que puedan empañar la alegría de salir de vacaciones.
Primero, y más importante, es abordar el tema de la seguridad; especialmente si llevamos niños a bordo. Es fundamental promover la conciencia y responsabilidad de las familias en la utilización de sillas de seguridad para niños. Antes de hacer un viaje largo, recomendamos leer bien las instrucciones de uso de la silla para una correcta orientación según la edad del niño. Durante el primer año de vida deben colocarse mirando hacia atrás, y de 1 a 8 años de edad, hacia adelante. Esto se relaciona con el peso del niño: cuando llega a pesar 10 kg debe cambiarse de la silla, cuna o huevito a la silla N°1, al llegar a los 18 kg a la silla N°2, y a los 22 kg a la N° 3.
Los niños nunca deben ir en la falda de una persona adulta mientras viajan en el auto. Si se produce un choque o una frenada brusca a 60 km/h, el peso de la madre aumenta 20 veces, por lo que se haría imposible retener al niño. Se debe utilizar siempre el cinturón de seguridad y exigir que todos los ocupantes del vehículo lo hagan.
Es muy importante tener en cuenta que son los adultos los que deben proteger la vida y la seguridad de los niños mientras conducen. Por eso es fumdamental la educación de los más chicos en ese sentido, así estarán seguros estando con nosotros o con algún pariente o amigo.
Pero además de estas cuestiones, no hay que descuidar las especificaciones técnicas: verificar que los niveles de aceite y agua del auto estén dentro de las medidas recomendadas por el fabricante. Por su parte, en verano la batería siempre es un punto débil: si tiene más de dos años puede fallar y jugarnos una mala pasada. Por eso se recomienda una revisión previa. El motor del auto debe estar en la temperatura de operación al salir a la ruta.
En cuanto al cuidado de los neumáticos, la presión de aire es el factor más importante. No es un valor intuitivo ni aproximado, y es diferente para cada vehículo. Siempre debe utilizarse la presión de inflado recomendada por el fabricante, que se encuentra en el manual del usuario del vehículo, adherida en el lateral de la puerta, en el compartimento del motor o en el interior de la guantera.
Para evitar problemas de vibración, inestabilidad o tendencia a la deriva del vehículo, se deben alinear y balancear los neumáticos cada 10 mil km o en el caso de que se observe alguno de los comportamientos anteriores. También es recomendable hacerlo cuando se colocan cubiertas nuevas o reparadas.
A su vez, si durante las vacaciones hay que reemplazar algún neumático, es fundamental que se haga por otro de las mismas dimensiones y capacidad de carga, para evitar accidentes y daños en la mecánica del auto. Para saber cuándo reemplazarlas, las cubiertas tienen pequeños resaltos de goma de 1,6 milímetros de altura en el fondo del dibujo que indican el límite legal de su vida útil. También es recomendable cambiarlas si se observan daños, perdida de presión o un desgaste irregular en su superficie.
Ahora sí, está listo para viajar tranquilo y sin riesgos, y de disfrutar de un merecido tiempo de descanso.

 

 Por Ing Eduardo Allera, técnico de Fate

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video