Subaru All New Forester

Imprimir
PDF

 

El Subaru All New Forester para recalcar que es un modelo completamente nuevo, cuarta generación de un nombre que nació para un crossover compacto y que con el correr de las evoluciones fue creciendo en dimensiones (y precio) hasta posicionarse hoy como una SUV del segmento mediano de nuestro mercado (leer más sobre segmentaciones).
Este ejemplar en particular es una Forester 2.5i AWD Limited Sport, con motor naftero Bóxer de 172 caballos de potencia, caja automática CVT con levas al volante y tracción permanente en las cuatro ruedas. Tiene un precio de venta al público de 59.900 dólares.
Pero, cualquier persona más o menos informada, sabe que un valor como ese quedó sometido desde la última semana a una verdadera puja política en la Argentina. Pese al rechazo de fabricantes, importadores y concesionarios, el Gobierno argentino avanza en el Congreso con un impuestazo que puede llegar a aumentar en un 80% el precio de un vehículo como este.
Es cierto que la disparidad entre el dólar oficial y el paralelo terminaron subsidiando de manera indirecta en los últimos meses a los compradores de autos importados. Y también es cierto que el Gobierno busca de manera imperiosa detener una fuga de dólares, que nunca vuelven a ingresar al país con el mismo fervor.
Pero también hay otra cosa que es verdad: no parece justo convertir a los autos importados y a los autos nacional más caros, de la noche a la mañana, en los culpables de la crisis de divisas de la Argentina.


Cidoa, la cámara que representa a los importadores de autos en el país, difundió esta semana un fuerte rechazo al impuestazo. Más allá de su posición política y de la defensa de sus empresas, resultó interesante un anexo del comunicado, donde explicaron cuál es el rol de un importador de autos en la Argentina.
Fue interesante, porque el texto no le hablaba al Gobierno ni a las casas matrices. Se dirigía a los clientes, que son en definitiva quienes se podrían ver afectados por una merma en la oferta de productos al alcance de sus bolsillos.
Cidoa les habló a los compradores con estas palabras:



Rol de los importadores en el mercado
Según Cidoa


Se define a los productos extrazona como todos aquellos modelos provenientes de fuera del Mercosur y México. Es decir, todos los vehículos importados de terceros países que no sean Brasil, Uruguay y México. Los productos extrazona pagan hoy un arancel de importación del 35% sobre los precios CIF (FOB+flete+seguro). Todas las unidades provenientes de Brasil, Uruguay y México no pagan arancel de importación debido a acuerdos de libre comercio entre dichos países y los productos se consideran intrazona.


Rol de los importadores extrazona:
1) Ofrecer vehículos que no se fabrican en el Mercosur o con características de avanzado nivel tecnológico a los que sí se fabrican (complementación de la oferta en el mercado local). Se ofrecen más de 150 modelos de origen extrazona (más sus respectivas versiones para cada modelo).
2) Generar “sana” competencia con los vehículos que se fabrican en la zona Mercosur (precio, calidad, seguridad, prestaciones) pese a pagar el 35% de arancel.
3) Actuar como referencia de precio.
4) Abastecer mejor el mercado local en un momento de escasez de producto que actualmente produce demoras de entrega.
5) Aportar un importante ingreso adicional al estado nacional vía tributo del 35,5% del impuesto de importación para los vehículos extrazona (sobre precio CIF), estimado en varios cientos de millones de pesos.
6) Generación de puestos de trabajo del distribuidor, su red exclusiva de concesionarios y servicios y de diversos proveedores y servicios.
Un mercado con más marcas y más modelos es un mercado más competitivo y por lo tanto mejor para los 930.000 consumidores de cero kilómetros que se estiman para el 2013.



Conclución:
No es correcto decir que este impuestazo es una medida para defender a los autos nacionales, porque si es que no se realizan cambios en el Congreso son varios los modelos locales que pueden ser afectados por esta medida. Además, es el propio Gobierno quien admite que el motivo de la medida es otro intentar detener la fuga de divisas.
El problema es que, por intentar evitar una fuga, las que se podrían terminar escapando son las libertades de los consumidores.

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video