Imprimir
PDF

 

OTRAS MEJORAS PARA LAS APTITUDES DE TU TODO TERRENO

 

Kits de suspensión y elevación:

Una modificación habitual en un TT, consiste en elevarlo, mediante el ajuste de las barras de torsión o un "kit de suspensión" completo (muelles y amortiguadores), ganando así unos valiosos centímetros de altura libre al suelo (también se puede ganar alguno modificando las medidas de los neumáticos, aunque ojo al cambio de los desarrollos). Pero cuidado con el comportamiento del coche en carretera modificado por la elevación del centro de gravedad.

Snorkels o tomas de admisión elevadas :
También resulta útil la colocación de una toma de admisión de aire elevada o "snorkel". Consiste en un conducto metálico que "alarga" la toma de aire del coche hasta dejarla situada en el techo del mismo, con lo que la profundidad de vadeo puede mejorada enormemente.

Cadenas :
Las cadenas son un accesorio fundamental a la hora de mejorar las capacidades de tracción. Además de ser muy eficaces sobre nieve e imprescindibles sobre el hielo (salvo que llevemos ruedas de clavos), también resultan enormemente efectivas sobre el barro y la hierba mojada, ayudándonos a franquear muchas zonas, que sin ellas, serían una trampa.

 

UN MALACATE:

¿PARA QUÉ Y CUAL?

Un malacate, también conocido como "winch", sirve para poder ayudar al vehículo en su progresión ( ya sea el propio, u otro) avanzando o retrocediendo hacia atrás. Esto vuelve a plantear el problema de donde colocar el sistema de tracción: delante, detrás, en ambos lugares, o quizás un sistema móvil?
También puede servir para colocar el vehículo en una posición más segura, o para asegurarlo en la posición en la que está. También para colocar sobre sus ruedas un vehículo volcado.
En ocasiones puntuales puede servir para desplazar cargas distantes del vehículo (Troncos, o remolques de barco etc..)

CÓMO ELEGIR UN MALACATE.

CRITERIOS A TENER EN CUENTA.

La potencia de tracción.
Es el primer criterio a tener en cuenta. Conviene que el malacate elegido tenga una capacidad de 1,5 a 2,5 veces el peso del vehículo. Y ello ya que hay que tener en cuenta:
- El peso del vehículo cargado y no solo la tara.
- El hecho de que la potencia nominal disminuye hasta un 25% con el progresivo desenrollado del cable.
- Un vehículo atascado puede llegar a ofrecer una resistencia superior a su propio peso.

El tipo de malacate.
Depende en primer lugar del uso que se le vaya a dar:


- Solo puntualmente.
- Uso Intenso.
- Uso profesional.

Para la mayoría de las utilizaciones normales en un 4x4, un malacate eléctrico de potencia suficiente será una buena opción. Si se prevé un uso intensivo, quizás sea necesario prestar especial atención al cableado y a duplicar el sistema de baterías añadiéndole una más de capacidad de carga suficiente.
Para los usos muy intensos o profesionales, se puede recurrir a los eléctricos de mayor potencia (idealmente con desmultiplicación por engranajes planetarios, para reducir los efectos de calentamiento) o a los hidráulicos.

Antes de la elección definitiva, conviene así mismo cerciorarse de ciertos aspectos relativos al vehículo donde se va a montar, como son:

- Disponibilidad o no de una toma de fuerza.
- Potencia de la batería.
- Relación de pesos entre vehículo y malacate elegido.
- Firmeza de las suspensiones.
- Sistema de fijaciones adaptado o no.
- Modificaciones de los ángulos característicos del vehículo según lugar y modo de instalación (ángulo de ataque si delante, de salida si detrás etc…)

TIPOS DE MALACATES

Eléctricos (12 o 24 V):
Son los más habituales. Por ejemplo Warn, Superwinch, Ramsey, Megawinch, etc…

Un malacate eléctrico dispone de:

- Un motor eléctrico.
- Un reductor o desmultiplicador (relación vueltas del motor eléctrico/vueltas del tambor

enrolla-cable).
- Un tambor.
- Una caja de control del motor
- Un mando a distancia del malacte, habitualmente por cable.
- Un sistema de protección mecánico, eléctrico o electrónico.

Algunos malacates tienen un sistema de fijación al vehículo que los convierte en móviles pudiendo por tanto pasarlos de delante a atrás, mediante los soportes adecuados.

Los cabrestantes pesan normalmente menos de 50 Kg. y suelen disponer de kits de fijación que permite su anclaje al chasis de los más diversos modelos de TT. Cuando se instalan acoplados a sistemas integrados de protección como las defensas delanteras, el peso puede ser mayor, y a veces puede ser conveniente endurecer la suspensión delantera.

Una de las ventajas de estos malacates es que funcionan alimentándose de la batería por lo que pueden funcionar incluso con el vehículo parado. Pero ojo, pues consumen mucha batería. Conviene por tanto hacerlos funcionar mientras se mantiene el motor del vehículo girando un poco por encima del ralentí para seguir la carga de la batería.

Información complementaria sobre malacates eléctricos.

Motores eléctricos y desmultiplicación
La desmultiplicación habitual de los malacates eléctricos se sitúa entorno a las 200 vueltas del motor eléctrico por una vuelta del tambor del cable.

Estos malacatess disponen de tres tipos de reducción o desmultiplicación:

1. Desmultiplicación por engranajes planetarios

Ventajas
- Alto rendimiento (65%)
- Consumo y calentamiento moderado
- Buena velocidad de arrastre.

Inconvenientes
- El mecanismo es reversible por lo que requiere un sistema de freno en caso para casos en que tienda a desenrollarse bajo fuerte tensión de tracción.

2. Desmultiplicación mediante tornillo sin fin

Ventajas
- Mayor desmultiplicación y por tanto más potencia, y buena fiabilidad.
- El sistema es autoblocante por lo tanto no reversible y no requiere sistema de frenado

Inconvenientes :
- Rendimiento menor que el anterior (<50%)
- Para desenrrollar el cable se requiere que el malacate tenga embrague, por lo que antes de su uso en tracción hay que asegurarse bien de que el mando de embrague no esta accionado. Estos malacates disponen por tanto de un sistema de embrague además del desmultiplicador, para permitir acoplar y desacoplar el tambor y el motor.
- Velocidad de arrastre más lenta, y mayor calentamiento en trabajo.

3. Desmultiplicación por piñones en cascada


- Muy poco frecuente (WARN M8274). Es semejante al primero y ofrece rendimiento incluso algo superiores.


Otros Malacates directamente conectados al motor mediante toma de fuerza

Se trata en la mayoría de los casos de sistemas que se usaban habitualmente en los Land Rovers y Jeeps de hace años y que estaban destinados a uso profesional.

Estos vehículos solían disponer de una toma de fuerza de la caja de cambios o transfer que alimentaba directamente el malacate a través de la fuerza del motor y sin recurrir para nada a la batería. Dicha toma de fuerza se usaba de hecho para poder acoplar al vehículo malacates u otras herramientas de uso profesional ligadas al trabajo del campo (sierras para cortar troncos, trasquiladoras de ovejas, etc.. )

Malacates Hidraúlicos: Son menos habituales que los anteriores, entre otras cosas por ser algo costosos, y suelen estar más adaptados a un uso profesional. Disponen de modelos hidráulicos, por ejemplo las siguientes marcas: Ramsey, C.E.V., etc..

Se trata de unos cabrestantes potentes y fiables y donde el motor del vehículo es el que mueve una bomba hidráulica que acciona el cabrestante. Por ello requieren que el motor del vehículo este en marcha para poder funcionar.

CABLE DE TRACCIÓN: Los cables de tracción suelen disponer de un hilo de nylon rodeado de cables trenzados de acero galvanizado, anticorrosión.Las longitudes y secciones de los cables son variables, pero las habituales se sitúan entre los 25 metros con sección de 6 mm a los 30 metros con sección de 8 mm. En algunos casos se puede disponer de valores superiores aunque la limitación suele provenir del espacio disponible para enrollado sobre el tambor, del diámetro del mismo y de la potencia del motor.

En cualquier caso los limites de ruptura de los cables suelen estar muy por encima de las capacidades de arrastre de los motores

Un consejo: si hay que remplazar un cable de un malacate, asegurarse de las especificaciones del mismo, pues los cables habituales no suelen cumplirlas.

Mantenimiento del cable:

Después de su uso, conviene desenrollar completamente el cable engrasarlo y volverlo a enrollar de manera regular.

Tipos de cables


Los cables que se utilizan más habitualmente en contextos normales de aplicaciones no especificas son de acero galvanizado o inoxidable como los siguientes:

1. De acero galvanizado de 7 grupos de 19 hilos. Flexible y elástico.
2. De acero inoxidable de 7 grupos de 19 hilos.
3. De acero inoxidable de 7 grupos de 7 hilos. Muy flexible. El más habitual
4. De acero inoxidable de 1 grupo de 19 hilos. Muy poco flexible
5. de acero inoxidable de un solo hilo

Por ello no se puede utilizar un cable normal para remplazarlos.

Sistema de Guiado
Para asegurar un correcto sistema de guiado y por tanto enrollado del cable en el tambor, sobre todo cuando la tracción no se hace según el eje del vehículo, conviene disponer de un sistema de guiado. Suele haberlos de dos tipos:

- Dos pares de rodillos giratorios (horizontal uno y vertical el otro). Conveniente para cabrestantes potentes.

- Una placa metálica con una ranura de guiado donde los cantos han sido redondeados. Para cabrestantes "light".

En cualquier caso y aun disponiendo de ello conviene vigilar el enrollamiento del cable cuando se esta operando con el e incluso ayudar a su correcto posicionamiento, para evitar pinzamientos o pliegues que pueden dañar seriamente la capacidad de resistencia del cable. Para ello se puede usar una barra metálica plegada que permita acompañar el enrollamiento del cable mientras se enrolla y ajustarlo adecuadamente sobre las vueltas del tambor.

www.zonda4x4.com.ar



Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video