Tips de conducción sobre ripio

Imprimir
PDF

Si pensás recorrer con tu vehículo las grandes distancias que hay entre las localidades de la Patagonia y muchas de las localidades del Noroeste, es probable que tengas que atravesar largos kilómetros sobre caminos de ripio o piedra. Hay algunos consejos que tenés que tener en cuenta para poder disfrutar estos recorridos.

 No importa cuanta experiencia y kilómetros manejados pueda usted tener sobre asfalto, conducir sobre ripio es totalmente diferente y requiere de precauciones y conocimientos adicionales. Al principio puede parecer similar, pero no lo es en absoluto.

Las ruedas de tu vehículo tienen sobre las piedras una menor adherencia que sobre un piso liso, por una simple cuestión de superficie efectiva pisada. Circular a velocidades altas empeora el cuadro porque se pierde adherencia progresivamente con la velocidad.

Los caminos de ripio pueden estar más o menos parejos según haya pasado en los días anteriores Vialidad para emparejarlo. No te fíes de un camino que parece bueno, porque usualmente Vialidad trabaja alisando por etapas, y bruscamente podés encontrate con un camino que deja de estar alisado.

Los caminos no alisados o con muchas huellas de otros autos son peligrosos porque estas huellas pueden "encajar" las ruedas de tu vehículo (como las vías de un ferrocarril) y no dejarte maniobrar. Intentar salir a gran velocidad de una huella puede hacerte perder el control del vehículo. Si estas encajonado en una huella, lo mejor es reducir la velocidad y recién ahí intentar salir.
Las curvas son peligrosas por todo lo dicho anteriormente, y encima aquí se suma la fuerza centrífuga del vehículo cuando dobla.

 Recordá:
Cuanto más rápido tomes una curva, más posibilidades tenés de perder el control.
40km/h es una velocidad adecuada. En algunos caminos muy accidentados ni siquiera podés alcanzar esa velocidad, ya que la vibración dentro del habitáculo puede hacerse insoportable. Además, uno viene a pasear y a disfrutar, o no? Si sos de los que le gusta ir rápido, hacé la prueba de tomarte con calma estos caminos, te aseguramos que yendo despacio se puede disfrutar de cosas que nunca te hubieras imaginado (te lo decimos por experiencia personal!).Además debemos prestar atención a la posibilidad de encontrarnos con animales sueltos.

Presión de las gomas
Hay dos escuelas, los que recomiendan desinflarlas un poco (permite adherirlas mejor al camino, y el vehículo no rebota tanto, pero tenés más posibilidades de sufrir una pinchadura), y los que recomiendan subirla (las ruedas aguantan mejor la inclemencia del terreno... pero el auto rebota mucho más, y pierde adherencia mucho más fácilmente). Obvio que la primera recomendación es la más saludable, pero mucha gente te va a recomendar la segunda opción. Ahora tenés los elementos para convencerlos de que no es así.

Como se frena?
Sin los frenos! Si notás que estás perdiendo el control del auto por una pinchadura o cualquier otro motivo, no se te ocurra frenar. Tenés que ser muy frío, evitar la tentación de pisar el pedal del medio, y meter un rebaje en forma instantánea. La presión sobre el embrague debe ser rapidísima (el uso del embrague también está "prohibido"). ¿Por qué se recomienda esto? Porque el freno y el embrague producen una pérdida de la tracción en las ruedas, y si encima estás perdiendo adherencia, el pisar uno de estos pedales puede ser lo que te falte para terminar de caerte a la banquina, pegar un trompo o volcar.

Tracción
La mayoría de los autos de hoy son tracción delantera. Si en una curva se va de cola, podés solucionarlo acelerando suavemente, ahí es cuando estos autos tienden a "agarrarse" mejor. Las 4x4 y los vehículos de tracción integral no son tan buenos a la hora de las curvas. Siempre es preferible un rebaje en la caja de velocidad antes que acelerar o apretar el freno. Si tu auto o camioneta es 4x2 y 4x4, conectá la 4x4, porque en 4x2 suele estar conectada solo la tracción trasera, que es pésima a la hora de doblar.
Evite volantear en curvas y rectas, realice movimientos suaves y trate de utilizar lo menos posible el freno. Al acercarse una curva disminuya la velocidad dejando de acelerar y en su caso realizando una disminución de cambio.

 

Las pendientes
En los tramos con pendientes descendentes, no corte el encendido. La dirección asistida de los sensores eléctricos y el sistema de frenos funcionan con el motor en marcha. Tampoco coloque el cambio en velocidad neutral.
A medida que avanzás por un camino de ripio, tu vehículo "dispara" hacia atrás piedras cual proyectiles. Cuando un auto venga en dirección contraria a la tuya, deben ambos reducir la velocidad al mínimo, a fin de evitar al mínimo la posibilidad que una piedra dañe el otro vehículo
Baje la velocidad ante los guardaganados, alcantarillas o puentes. Ante un cruce de caminos considere el espacio adicional que necesitará para frenar en caso de advertir la aproximación de otro vehículo.
En cualquier ruta, las luces bajas tenés que llevarlas permanentemente encendidas: Además de ser obligación por Ley Nacional, las luces te permiten identificar autos detrás de las nubes de polvo que se levantan en los caminos de ripio.
 

 

 Tenga en cuenta que la mayoría de los accidentes en caminos de ripio se producen en las curvas y en rutas en buen estado. La inexperiencia de muchos conductores los hace incrementar la velocidad más allá de lo recomendable. Lamentablemente los accidentes en rutas de ripio suelen ser graves y en muchos casos con consecuencias fatales.

Demás está decir que llevar abrochado el cinturón de seguridad es obligatorio. No hay ningún justificativo para preferir no usarlo, no hay ningún caso en que no tenerlo puede ser beneficioso para tu salud. Si te gusta sentir la adrenalina de no llevarlo puesto, nuestro país te ofrece formas más sanas e interesantes de turismo aventura, buscalas pero dejate puesto el cinturón.
 

Prepararse usted mismo
Conducir en ripio no es descansado y hasta puede ser penoso. Dependiendo de su vehículo las vibraciones y golpes (sobre todo en automóviles) suelen ser muy molestos. La tensión se acumulará con las horas y su espalda y cuello lo terminarán sintiendo.
Prepare su viaje con tiempo, trate de no conducir de noche y pare durante el recorrido las veces que su cuerpo lo requiera. Afortunadamente la Patagonia ofrece increíbles vistas que harán etas paradas muy agradables.


El ripio nunca debe subestimarse. Es un terreno que incita a la velocidad,
y en cual la adherencia de la rueda al camino depende de muchísimos factores (estado del camino,
de la amortiguación, relieve del camino, pendientes, vientos, dirección, velocidad, peso, tracción).
Por lo tanto
MAXIMA PRECAUCIÓN AL CONDUCIR EN RIPIO !!!
 

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video