Como utilizar una transmisión automática.

Imprimir
PDF

A pesar de ser transmisiones automáticas, de todas maneras llevan una palanca selectora, que permite utilizar la transmisión en diversas situaciones de conducción, esto permite dar a la caja de cambios una mayor prestación sin causarle grandes daños.

 

Posiciones de la palanca selectora

Aunque existan pequeñas diferencias entre unas cajas automáticas y otras, hay seis, o siete diferentes posiciones de la palanca de cambio, casi universalmente aceptadas son, en este orden, de adelante hacia atrás.

 

P, R, N, D, 2, 1.

P, R, N, OD, D, 2, 1.

P, R, N, OD, D, 1.

P, R, N, OD, 3, 2, 1.

P, R, N, 4, 3, 2, 1.

Y otras..... 

Explicación del cuadrante selector de la transmisión

La transmisión puede operarse en cualquier de una de estas seis o siete posiciones diferentes, mostrado en el cuadrante de cambio

 

 

P: Park o Parking (Aparcamiento Estacionar o estacionado):

En la posición “P” la caja queda bloqueada mecánicamente, mediante una uña de enclavamiento, que se cierra sobre una corona dentada del eje de salida de la transmisión. La selección debe efectuarse con el vehículo totalmente detenido. En esta posición se da arranque del motor y puede realizarse únicamente en posición “P”, o en “N”. Un dispositivo eléctrico, evita que pueda efectuarse el arranque del motor, en cualquiera de las otras posiciones, por razones de seguridad. La posición “P” no debe seleccionarse hasta que el vehículo ha tenido una completa detención, en ningún caso debe seleccionar la posición “P”, con el vehículo en desplazamiento se producirán daños irreparables en la transmisión.

 

 

R: Reversa o Retroceso

En la posición “R”, inmediatamente queda seleccionada la marcha atrás. En la gran mayoría de las palancas selectoras, existe un gatillo o un botón que debe accionarse, para realizar el desplazamiento de la palanca selectora, también por razones de seguridad; y no seleccionar accidentalmente a la posición “R”; cuando el vehículo se desplaza en avance; esta debe realizarse con el vehículo totalmente detenido, y sin accionar el acelerador, junto con seleccionar “R” se enciende un par de lámparas blancas, en la parte posterior del vehículo, lo que avisa a los otros conductores o peatones, que la reversa está conectada.

 

N: Neutro o Neutral

La posición Neutral, permite al motor girar libremente sin que el vehículo llegue a desplazarse por medio de la transmisión, en algunos casos es necesaria, esta posición para arrancar el motor mientras el vehículo está en desplazamiento.

 

 OD: Over-Drive Sobre conducción o Sobre marcha (Automatismo total)

El rango de la Sobre marcha, debe usarse para todas las condiciones normales de conducción y en la máxima eficiencia, y economía de combustible. El rango de “OD” permite a la transmisión, operar en cada una de los cuatro cambios en forma totalmente automática.

Esta posición ofrece cambios totalmente automáticos, desde, la 1° velocidad , a 2° , a 3°, y a 4° velocidad, y viceversa, esto depende de:

 

La velocidad del vehículo

El recorrido del acelerador

Las revoluciones por minuto del motor, (RPM) y en algunos casos

La depresión del múltiple de admisión.

 

Con la palanca en “OD”, entra en acción un automatismo adicional, denominado “Kick- down”, (patada a fondo) que permite el paso rápido a un cambio inferior, cuando se rueda en 4° o en 3° velocidad, el pedal del acelerador cuenta con un punto de resistencia casi al final de su carrera, que al vencerse, cuando se pisa a fondo, acciona él “Kick down”, dando entrada a la velocidad inmediatamente inferior. El sistema “Kick down” es ofrecer una rápida aceleración, mediante el paso a la velocidad inferior, tal como se hace normalmente en las cajas manuales; (esto permite un aumento de revoluciones del motor en un cambio más bajo aprovechando mejor su potencia) normalmente, el sistema actúa, si la velocidad que rueda el vehículo en 4° para pasar a 3° es inferior a la máxima alcanzable; lo mismo de 3° a 2° y de 2° a 1° respectivamente. De igual forma se puede utilizar el “Kick down”, para dar una gran velocidad al vehículo desde el punto de reposo aprovechando al máximo las RPM del motor en cada uno de los cambios para alcanzar grandes velocidades en poco tiempo (no es aconsejable realizar este efecto en forma continua así mismo se acorta la vida útil a los componentes de la transmisión)

Al operar en el rango de la Sobre marcha, se pueden seleccionar cambios más bajo o más alto hasta “OD”, con el vehículo en desplazamiento soltando el acelerador, y seleccionando manualmente un cambio más bajo manualmente, con la palanca selectora; esto va a depender de los requerimientos del momento.

La transmisión NO debe operarse en el rango de la Sobre marcha, al tirar cargas pesadas. Esta condición entrega una carga extra al motor, y principalmente a la transmisión, esto produce daños de sobre esfuerzo, y recalentamiento a la caja, por consiguiente se debe conducir en una posición más baja, manualmente para máxima eficiencia.

 

D: Drive Conducción o conduciendo

Tercera manual, debe usarse cuando las condiciones de desplazamiento son usar sólo tres velocidades en el vehículo. Estas condiciones incluyen un remolque o conducir en terreno montuoso. El cambio es automático al igual que en el rango de la Sobre marcha para, primera, segunda, y tercera velocidad, excepto la transmisión no cambiará a cuarta velocidad, esta posición ofrece cambios totalmente automáticos, desde, 1° a 2° y 3°, y viceversa, dependiendo de la velocidad del vehículo, y de la apertura del acelerador, al igual que en la selección anterior con la palanca en “D”, entra en juego el automatismo adicional denominado “Kick down”.

 

2 – L2: low, baja, segunda velocidad, intermedia

Con esta selección de cambio, se comporta como una caja automática de sólo dos relaciones, 1° y 2°. Si se arranca, por tanto, en “2”, el cambio seleccionará automáticamente 1° y pasará a 2°, tan pronto como la velocidad del vehículo lo permita, sin esperar a la actuación del “Kick down”, además, impide a la transmisión operar en cualquier otro cambio ascendente, en forma automática, de otra manera en algunos modelos al seleccionar la posición 2 o L2, permite a la transmisión, comenzar el desplazamiento del vehículo en la segunda velocidad con lo que en estos casos si el vehículo es sacado desde reposo en esta posición, lo más probable es que salga sin fuerza. Este cambio es útil bajo diversas situaciones, y condiciones como por ejemplo: superficies resbaladizas, como nieve o hielo, caminos arenosos, o fangosos. La posición “2”, es recomendable cuando se precisa una mayor retención del motor en descensos, proporciona frenaje adicional del motor al vehículo, produce el efecto de enganche, en pendientes descendentes. Y en pendientes ascendente un mayor aprovechamiento del torque del motor; así mismo, cuando se desea contar con una aceleración más brillante. Para la selección de esta posición no es necesaria la detención total del vehículo; y tampoco es recomendable la selección a velocidades demasiado altas.

 

1,  L: low, baja, primera velocidad

Con la palanca en esta posición, la 1° marcha permanece conectada cualquiera que sea el régimen de giro del motor, y la velocidad del vehículo, esta marcha se utiliza cuando se requiere un máximo efecto frenaje del motor, como es el caso, por ejemplo: el ascenso, o descenso, de pendiente muy pronunciadas.

Esta selección debe realizarse, ya que el sistema a pesar de ser automático no tiene la capacidad de “pensar”, y determinar el cambio que necesita el vehículo en ese momento, solamente trabaja por medio de actuadores sean estos hidráulicos o eléctricos, esta selección también es recomendada cuando el vehículo queda atascado, sea en arena o en barro, en este caso la aceleración debe ser lo más lenta posible, cuanto más lento sea el desplazamiento mayor fuerza tendrá la transmisión, por la multiplicación del convertidor de torque.

 

Bien ahora comenzamos con la conducción 4x4 con caja automática.

Con la transmisión automática se puede soportar un engrane más alto porque, en efecto el convertidor de torque es una relación variable de la primera. La relación mecánica del  piñón y corona  en la mayor parte de los vehículos con transmisión automática es de 2.4-3:1. No parece impresionante hasta que lo multiplicas por la relación del convertidor de torque, normalmente 2.0-2.5:1. Esta relación combinada con las relaciones mecánicas te da el efecto de una relación más baja. Esta “relación” cambia con la velocidad  del motor. Se puede tener una relación del convertidor 2.5:1 (multiplicada por la relación mecánica) a 850 RPM pero a 1000 RPM baja a 1.5:1 y, para 1500 RPM el convertidor embraga casi uno a uno.

La técnica efectiva de manejo de un vehículo con transmisión automática es utilizar el pie izquierdo sobre el pedal del freno.  En ciertas situaciones, como el trepar en rocas, se debe utilizar simultáneamente el freno y el acelerador. Por ejemplo, en terreno rocoso, puedes tener suficiente acelerador para 1000 RPM y utilizar el freno para controlar la velocidad. Un frenado ligero cuando se  trepa una roca y un frenado más pronunciado al bajarla.

Manejar con una transmisión manual requiere de tomar decisiones. A menudo, tienes que escoger el engrane correcto para llevar a cabo la tarea sin tener una segunda oportunidad. El ejemplo más significativo de esto es trepar, donde no siempre es aconsejable un cambio a media subida. También se debe tener más cuidado de tus engranes (tren motriz) al accionar la palanca. El uso excesivo del pedal del acelerador provoca cargas de impacto muy severas al tren motriz. Los daños al tren motriz en las transmisiones manuales 4X4 son mucho más comunes que en las transmisiones automáticas.

 

Si se maneja un vehículo con transmisión manual se debe adquirir el habito de dejar que el tren motriz trabaje a su propio ritmo antes de martillar el acelerador a fondo. Y sobre todo no te pegues al clutch. A excepción del momento justo en que se hace el cambio de velocidad hay que mantener el pie izquierdo en el piso. Cuando trepas pendientes, si no estás  sincronizado con tu motor puedes perder el control. Existen algunas situaciones de emergencia donde liberas el pedal del clutch sintiendo que tu motor se desintegra. En cualquier otra ocasión  NO UTILICES EL CLUTCH. Si observas que estás utilizando el clutch constantemente probablemente necesites cambiar de engrane a LOW GEAR.

En general, la transmisión  automática tiene mejor comportamiento en casi todos los terrenos. Se requiere de un cambiador de velocidades experto para que en con una transmisión manual pueda igualar la suavidad de una transmisión automática en TODO TERRENO. Sin el temor a atascarse, el vehículo automático promedio puede trepar en forma segura terreno donde un vehículo manual similar se atoraría y rebotaría sin control.

 

OJOS CALIBRADOS Y ESCOGER LÍNEAS

Tu 4X4, cualquier 4X4, necesita únicamente dos cosas para conquistar terreno, TRACCIÓN Y ALTURA. Estos dos elementos vienen del diseño y equipo del vehículo. De todos formas, el piloto tiene que maximizar cualesquiera de las capacidades que tenga el vehículo escogiendo cuidadosamente el camino y ruta. Esta técnica es conocida como “ESCOGIENDO LA LÍNEA” (PICKING THE LINE).

Aprender a escoger la línea es una de las  destrezas más valiosas del manejo TODO TERRENO.  Requiere ubicar nuestra mente en un pensamiento tridimensional y, mientras algunas personas muestran habilidades innatas al respecto, otras no. Cualquiera puede aprenderlo por lo menos con cierto grado de dominio en la materia. Sólo es cuestión de practicarlo, practicarlo y practicarlo. Observar a un buen piloto trabajando puede ser otra valiosa lección.

La primera parte es medir las imperfecciones del terreno en contra de la altura  clao (clearance) de tu vehículo. Esto significa que necesitas estar familiarizado con los ángulos de ataque de tu vehículo, su ángulo de acercamiento, su ángulo de salida, los ángulos máximos de torsión de tu suspensión  (RAMP BRAKEOVER) y, la posición de tus diferenciales respecto de obstáculos. La forma más fácil  de hacerlo es observado, mirando por debajo de tu vehículo y midiendo los ángulos visualmente. Camina alrededor, agáchate por debajo del vehículo, ubica la localización de partes del mismo, mide ángulos vitales, y graba esa información en tu mente. Busca áreas con suficiente altura de libramiento, como las áreas junto a los diferenciales y,  prevé el libramiento de partes vitales que podrían salir dañadas o dejarte embancado (atorado).

Después, integra todo ese conocimiento desde el asiento del conductor y “CALIBRA” tus ojos para que sean capaces de juzgar  alturas  (libramientos) desde ese preciso lugar. No dudes en de salir de nuevo a revisar alguna medida y hacer una evaluación adicional. Toma tu tiempo, escoge tu LÍNEA.  Escoge una ruta donde la altura de tu vehículo (RIG)  libre  los obstáculos. El simple hecho de poner la llanta en una roca puede levantar tu diferencial y librar cualquier obstáculo hostil. Busca un conjunto  de puntos altos para que te lleven a través de terreno difícil y disparejo.

La segunda parte es escoger una línea que maximice la tracción. Escoge una que mantenga tus neumáticos en el piso, ya que un neumático en el aire no genera ninguna tracción. Evita mucha articulación de los ejes cuando sea posible, aun sí la llanta no está levantada.  Aclarando, total articulación es cuando el terreno disparejo comprime un neumático con el terreno y el otro lo deja volando, o cae debajo de los límites de la carrera de la suspensión.

Aun si el neumático caído está tocando tierra, puede estar llevando poca tracción. La tracción depende en mucho de la presión del piso, o la cantidad de peso presionando el neumático sobre el piso.  Los bloqueadores ayudaran a manejar ambos neumáticos, pero aún se está reduciendo la tracción disponible a un solo neumático.

 

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video