Audi e-Tron quattro

Imprimir
PDF

 

Audi acaba de ofrecer todos los datos sobre su nuevo modelo quattro con tecnología híbrida. Aunque las posibilidades de la tecnología 100% eléctrica en la tracción total están todavía por desarrollar, en este momento, todavía la conexión directa a través de la fricción optimizada de engranajes planetarios de una sola etapa, que Audi ha perfeccionado a lo largo de tres décadas, aporta una elevada eficiencia.

Si un eje pierde su capacidad de agarre sobre una carretera deslizante, el par motor se transmite al eje correspondiente en fracciones de segundo. Así, el potencial de recuperación de energía del demostrador tecnológico es independiente de la marcha engranada al eje delantero en la transmisión. Aquí también la vectorización del par es parte del concepto global de eficiencia. Durante el frenado en una curva, la vectorización del par motor puede distribuir libremente el par.

Así se obtiene el máximo par de recuperación posible y puede entonces verse incrementada la seguridad. Los dos motores eléctricos ofrecen también como ventaja el permitir una actuación ultrasensible a través del sistema de control de tracción en carreteras resbaladizas. El motor del PSM situado en la parte trasera genera más de 60 kW (81 CV) aportando un par máximo de 300Nm, formando una unidad estructural con el diferencial, e integrando un equipo de una sola etapa.

 

 

A ambos lados del diferencial, donde se encuentra el rotor del motor eléctrico, unos engranajes electrohidráulicos superpuestos controlan su funcionamiento. Muy parecido al esquema del diferencial deportivo que Audi ofrece de serie, estos engranajes permiten una distribución dinámica de la fuerza de empuje. Cuando se selecciona el modo dinámico, los engranajes superpuestos distribuyen activamente el par procedente del motor eléctrico.

En el modo completamente eléctrico, el e-tron quattro alcanza los 100 km/h de velocidad máxima y puede recorrer una distancia de hasta 40 kilómetros -únicamente con la parte delantera o trasera en funcionamiento del motor eléctrico. Si el conductor acelerase bruscamente, conjuntamente podrían ofrecer en torno a 81 kW (110 CV) durante un corto lapso. Circulando a altas velocidades o para largas distancias, el TFSI se hace cargo del trabajo principal, así el e-Tron tiene 314 CV de potencia.

Cuando el conductor levanta el pie del acelerador, el motor eléctrico trasero actúa como un generador que recupera la energía. En este escenario, el motor TFSI se desacopla del sistema de tracción y no genera ningún tipo de pérdidas por arrastre. Esto sucede en muchos casos, cuando el conductor aplica los frenos de los dos motores eléctricos para que trabajen de forma conjunta para realizar una deceleración.

A pesar de sus componente eléctricos, el demostrador de tecnología Audi e-tron quattro pesa menos de 1.6 toneladas gracias al concepto radical de tecnología ligera de Audi. El chasis está construido en su mayoría en aluminio, material al que se añaden otros componentes elaborados con polímeros reforzados con fibra de carbono. Estos materiales aligeran el peso del chasis en más de 100 kilos.

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video