El terremoto en Japón y su impacto en los autos y tecnología

Imprimir
PDF

Tras el aterrador terremoto con magnitud 8.9 en la escala Richter que sacudió Japón, aún no se definen las consecuencias para la industria automotriz y marcas como Honda, Toyota o Nissan se pueden ver afectadas de una u otra manera.

 

 

 

Honda se vio obligada a cerrar cuatro plantas de fabricación de las cuales dos (las más afectadas)  Suzuka y Saitama, evacuando a sus trabajadores.

En Suzuka, donde se fabrica el Honda Fit/Jazz, CR-Z e Insight, poco después se reinició el trabajo sin mayores consecuencias, pero en el momento actual Saitama, donde se fabrica el CR-V, el Accord sedán y diversos modelos de Acura, continúa cerrada.

 

Planta Honda en Saitama

 

Toyota es el fabricante con mayor presencia en la región, y también uno de los que más ha sufrido con el terremoto, con dos plantas dedicadas a fabricar su gama de coches más pequeños (Yaris, Scion xB y Scion xD, que son exportados a EE.UU.) y otras dos plantas más de auxiliares asociadas, teniendo que cesar todas ellas temporalmente su actividad, indicando desconocer la fecha en la que se reanudarán labores productivas en las dos plantas destinadas a la creación de automóviles de exportación en cantidades anuales cercanas a los 420 mil vehículos, así como también autopartes.

Toyota ordenó el viernes la evacuación en la prefectura de Iwate y en la de Miyagi, zonas más duramente afectadas por el terremoto y el posterior tsunami del pasado viernes, sin poder hasta el momento reportar el estado en el que se encuentran sus instalaciones.

 

 

Planta Toyota 

 

Nissan también cesa toda su producción durante este fin de semana con cuatro plantas de producción incendiadas en donde dos de ellas se producen el Infiniti M o el Nissan GT-R, aunque no ha habido daños en su cuartel general, al igual que en el caso de Toyota y Honda.

Las otras dos  en el noreste de Japón y cerca de Tokio, suspendiendo las operaciones de la localidad fuertemente azotada por el sismo, asegurando que las fábricas permanecerán cerradas domingo y lunes.

El personal de centros productores en regiones de la costa japonesa fueron evacuados, mientras que los trabajadores de otros centros permanecieron en sus labores al no registrarse daños mayores.

 

 

Suzuki la fábrica, que se encuentra ubicada en la ciudad de Hamamatsu al Sur de Tokio, informaron que todo está bien, que no hubo daños materiales ni personales. Por lo tanto no habrá problemas de abastecimiento de vehículos y autopartes porque los puertos de embarques tampoco sufrieron daños, ya que se encuentran lejos de la zona afectada.

 

 

Puerto de embarque plantas automotrices 

 

 

Por otra parte, el desarrollo de nuevas tecnologías esta en limbo. El 11 de Marzo será recordado no por el lanzamiento del iPad 2 sino por el terremoto en Japón, que de haber durado un minuto más nos hubiera dejado huérfanos de tecnología.  Samsung, Toshiba, Sony, Panasonic, Sanyo, Nikon, Nokia, Toyota, Mazda, Nissan y Mitsubishi. ¿Conoce alguno?. Todos seguramente y faltan nombres por mencionar.  El nuevo reto japonés le ha puesto un freno al avance tecnológico mundial.

Las líneas de distribución de materias primas y los puertos quedaron tan afectados que el precio del petróleo bajó de inmediato.  Carbón y gas natural serán la fuente de energía que reemplazará los poco confiables y afectados reactores nucleares.  De empeorar la situación con la radiación, el mundo entero, pero principalmente, Rusia, China y Estados Unidos deberán centrar todos sus esfuerzos en reparar y eliminar el peligro que representa para la humanidad la fuga radioactiva.

Esta no será una buena década ni para Japón ni para las empresas de desarrollo tecnológico asentadas en la pequeñas islas niponas.  El carácter centrado, pausado y la dedicación al trabajo como muestra de éxito profesional y familiar, orgullo nacional del Japón, se verá fuertemente afectado con el bajonazo económico.

Con la amenaza constante y la advertencia científica de que en el futuro, cercano o lejano, podría ser mucho peor, los nerviosos accionistas y dueños de multimillonarias empresas de tecnología buscarán otros horizontes más geográficamente estables para continuar generando sus ingresos todas sus miradas están sobre América del sur.

 

 

 

Un Grave Atraso en Tecnología o una Pausa Simplemente?

La respuesta no es fácil.  Son muchos los proyectos que este terremoto dejará inconclusos y también muchos los que van a tener que reiniciarse por la multimillonaria pérdida de recursos humanos y tecnológicos.  En el peor de los casos, si lo que el terremoto de Japón nos deja es un atraso en el desarrollo de nuevos avances en tecnología, los nipones perderían esa delantera.  El mundo no se va a detener por esperar una nueva milagrosa recuperación japonesa y alguien tomará ese primer puesto.

 

Por otro lado, Japón lleva años preparándose para un evento como estos.  Mejor aún que lugares con tragedias futuras anunciadas como California o Chile.  El carácter mesurado, la actitud hacia el trabajo y la responsabilidad por la familia, características de los japoneses, pueden sobreponerse a el tsunami de destrucción que los dejó peor que las bombas atómicas de 1945.  Es posible que el milagro japonés se repita pero al igual que el Shinkansen, el tren bala de Japón, la alta velocidad extrema del progreso tecnológico halló en la naturaleza un freno tristemente efectivo.

 

 

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video