Comienzan en Suecia las primeras pruebas del programa SARTRE

Imprimir
PDF

Hace unos días que han dado comienzo los primeros test reales del programa SARTRE, un proyecto europeo que pretende desarrollar la tecnología necesaria para conseguir los denominados “trenes de carretera”. Bajo este aparatoso apelativo está la idea de usar los protocolos de comunicación inalámbrica entre dispositivos para conseguir que un vehículo permanezca detrás de otro sin intervención del conductor.

 

La idea es utilizar un módulo LAN y una CPU conectada a varias cámaras y sensores repartidos en los vehículos para localizar un camión al que poder engancharse. Según este proyecto financiado con fondos de la Unión Europea y en el que Volvo tiene una participación muy importante, dentro de diez años podremos realizar viajes en los que sólo necesitaremos conducir hasta enlazar con un tren que siga la misma ruta que nosotros.

 

 

 

Por suerte, las aplicaciones necesarias están ya más que disponibles en el mercado y, en el caso de los módulos de comunicación y de las cámaras con reconocimiento de formas se están ya montando en algunos vehículos. En pocos años, estos serán capaces de localizar un transporte en ruta y, una vez acoplados a él a la distancia pertinente, quedarse fijados a su estela hasta que el conductor decida desengancharse.

 

 

“Éste es un hito significativo para este importante programa europeo de investigación. Los trenes de carretera ofrecen un gran potencial en lo que a ahorro de carburante y seguridad vial se refiere. Además, el estar realizando las pruebas en Suecia durante el invierno nos está ofreciendo la posibilidad adicional de testar el sistema y los sensors bajo las condiciones más duras, lo que ha sido todo un éxito”, Tom Robinson, coordinador del proyecto SARTRE.

 

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video