HYUNDAI TUCSON 4x4 Casi perfecta

Imprimir
PDF

 

A escasos meses de su lanzamiento internacional, la filial local de Hyundai sumó a su cartera de productos la nueva generación del Tucson, un Sport Utility que en otros mercados recibe la denominación ix35 y en otros es llamado Tucson ix. En la Argentina, el importador oficial de la marca prefirió conservar el nombre Tucson para capitalizar el terreno ganado con la primera generación del utilitario.

 

El modelo deriva directamente del prototipo que la marca develó en el salón de Ginerbra de 2009 bajo el nombre ix-onic. Después de 36 meses de desarrollo y un presupuesto de algo así como 225 millones de dólares, la segunda generación del Tucson vio la luz.

Más allá de lo dicho, la llegada de este nuevo modelo de la marca no hace más que ratificar todo lo bueno que venimos pregonando desde hace unos cuantos años: por un lado, la pujanza de la manufactura coreana; por otro lado, la estrategia de tener productos globales, lo que no hace más que beneficiar a los clientes de todo el mundo con productos con idéntico nivel de calidad y seguridad. Algo que recién ahora están empezando a entender algunas marcas generalistas. Debe ser por esto que el grupo que conforman Hyundai y Kia hayan logrado en poco menos de diez años escalar rápidamente en la pirámide de constructores y colocarse en el cuarto puesto del ranking mundial.

La oferta de este modelo es muy variada. Si bien la marca empezó comercializando únicamente las versiones Diésel, la gama se completó de la siguiente manera:

Hay dos versiones nafteras 4x2, otras tres nafteras 4x4 y las dos Diésel full (manual y automática), con precios que van desde los 31.900 hasta los 46.500 dólares.

 

DISEÑO

Si uno tiene la posibilidad de poner el Tucson actual junto al anterior, la sensación inmediata es que pasó más de una década entre un modelo y otro. Es tan grande la diferencia que bien podría tratarse de otro modelo. Bueno, en realidad es otro modelo. Este Tucson no tiene nada que ver con su antecesor.

Las marcas coreanas, o por lo menos Hyundai están cada vez más europeizadas en términos de diseño. Y en el caso de este nuevo Tucson no es producto del azar. Estas líneas tan deportivas y agresivas que muestra no son más que el resultado del trabajo del centro de diseño que la marca tiene en Europa, en la ciudad de Rüsselsheim, Alemania, y que responden al concepto de diseño que los responsables denominaron “Fluidic sculpture”. Nosotros lo vamos a decir en nuestro idioma: tuvimos durante una semana el Sport Utility compacto más atractivo y llamativo de los que se venden hoy en la Argentina. No encontramos forma más clara de decirlo.

En cuanto a las dimensiones, el nuevo Tucson es 8,5 cm más largo, 2 cm más ancho y 2,5 cm más bajo que el anterior.


 

SEGURIDAD

Desde hace un rato largo el importador oficial de Hyundai en la Argentina se preocupa con hechos por el tema de la seguridad y en ese sentido le marca el camino a unos cuantos, incluso algunos vehículos más caros. La decisión de la marca pasa por equipar a full todas las versiones. Es decir, si uno mira la ficha de equipamiento de todas las versiones, se encuentra con un SI en todos los casilleros que comprende seguridad; esto es, el doble airbag, los frenos ABS con EBD, control de tracción, control de estabilidad, asistente para los ascensos y descensos, antinieblas delanteros y traseros, anclajes isofix y apoyacabezas delanteros activos. Lo único que no tiene esta versión que sí agregan la naftera full son los airbags laterales para tórax y los de cortina. Más de un full lo mira con envidia y vale destacar que consiguió la máxima puntuación de 5 estrellas que entregan los especialistas de EuroNCAP.

El faltante de airbags laterales pasa por una decisión del importador: se optó por una mecánica muchísimo más moderna que la anterior, pero también más cara; esto obligó a resignar equipamiento para que el precio no se disparara y pasara al de una Santa Fe. O sea, era este motor 2.0 de 184 CV con algo menos de equipamiento o el viejo 2.0 de 113 caballos. Para nosotros, la decisión es acertada.

El equipo de luces está al nivel de lo que uno espera en SUV del siglo XXI, a pesar de no tener xenón, y el trabajo de los limpiaparabrisas es correcto.

 

CONFORT - POSICION DE MANEJO - HABITABILIDAD - BAUL

El listado de equipamiento nos dejó muy satisfechos. A nivel confort se luce con una lograda aislación aerodinámico y mecánica y conjuga con soluciones inteligentes: desde la tapicería textil con un tramado que permite que el cuerpo respire y es lavable, (las butacas de esta versión combinan cuero y textil), hay tomas auxiliares para iPod y USB, y otro pequeños detalles como la luz de lectura atrás que hacen la vida a bordo más cómoda para todos.


El lugar que hay en los asientos traseros es inmenso. El espacio libre al techo es correctísimo y todas las ubicaciones tienen idéntico nivel de seguridad; como debe ser. La única objeción es que el quinto pasajero deberá penar por un respaldo duro,

ya que en realidad en esa posición está el apoyabrazos central. Profusión de guanteras, portalentes, bolsillos y portaobjetos por doquier dejan sin excusas a los desprolijos (19 en total).

La ayuda de estacionamiento trasero con la cámara es el otro equipamiento que el importador resignó en pos de una mecánica más moderna. Si bien no podemos decir que la maniobra se complique, lo cierto es que la pequeña luneta del portón trasero no es generosa y achica bastante el campo visual.

Las butacas tienen reglajes manuales y el volante, de agradable tacto y grosor, se puede ajustar en altura y profundidad: todos encuentran su lugar en el mundo.

El espacio del baúl fue ampliado en casi 7 centímetros de profundidad y casi 1 cm de ancho. Pero además, los cambios hechos en la suspensión trasera aumentaron el espacio sin intrusión en 11 centímetros. En concreto, el volumen es de 591 litros y se estira hasta los 1.436 litros con los asientos traseros rebatidos. Merece destacarse la prolija presentación (con alfombre) y una red elástica para sujetar los bultos.

 

TERMINACION - INSTRUMENTAL

Como cada vez que nos sentamos arriba de un auto coreano, hace honor a la buena industria oriental: buenos encastres y materiales esmerados. A la par de los mejores japoneses de la categoría, pero dejando de la lado la sobriedad para explorar terrenos propios a los autos futuristas.

La temática visual del interior refiere a la letra X, que se repite en distintas aplicaciones. La costura de la tapicería, la precisión con que se mueven los asientos, la dirección y la selectora de la caja son detalles que reafirman el concepto general de calidad. El único “pero” que anotamos es la falta de materiales blandos en la plancha portainstrumentos.

Los comandos están a mano y bien iluminados, con one touch en el levantavidrio del conductor. No hay nada raro que obligue ir al manual, aunque siempre recomendamos darle una leída para aclarar algunos puntos oscuros del funcionamiento de algunos elementos, especialmente cuando estamos en un 4x4, donde es fundamental saber cómo trabaja el sistema, por ejemplo.

 

La única crítica se la hacemos al sistema del climatizador automático porque para elegir por dónde sale el aire hay que apretar sucesivas veces un mismo botón y ver qué indica la flechita digitalizada en la pantalla; se pierde mucha atención.

 

COMPORTAMIENTO CIUDAD

Antes de entrar al tema comportamiento tenemos que hacer un alto para hablar de la mecánica. Sin dudas, uno de los mejores motores Diésel que hoy se venden en la Argentina. Sino el mejor. Un 2.0 Diésel common rail y turbo de geometría variable que entrega 184 caballos. Ni siquiera hay modelos de marcas Premium que estén equipados con motores 2 litros con esta relación litros/CV. Los mejores que encontramos son el 2.0 que lleva el BMW X1 con 177 caballos o los 2.2 de Mercedes de 170 CV.

Indudablemente, tener todos esos caballos disponibles, con un torque de 383 Nm desde las 1.800 hasta las 2.500 vueltas, hacen que el Tucson despegue en cualquier marcha, pero especialemente en las tres primeras. Nadie podría sospechar jamás que se trata de un vehículo Diésel.

La asistencia eléctrica de la dirección es una dulzura y también la selectora de la caja manual invita a hacer cambios. Unos siente ese “clank” justo y preciso que explícitamente nos indica que entró la marcha que queremos.

La puesta a punto de las suspensiones permite un tránsito confortable y seguro (y encontramos buen tacto tanto en el freno como la dirección. En el consumo, encontramos un aliado en el conjunto motor-caja: apenas 9,5 litros cada 100 kilómetros en el ámbito de la ciudad.

 

 

COMPORTAMIENTO AUTOPISTA

Siendo un multipropósito destinado a viajar en familia, a pesar del aire deportivo, se siente a sus anchas cuando sale a la ruta. Es de esos vehículos que cierran la ecuación perfecta para disfrutarlo en viajes: buen confort interior, bien insonorizados, cómodo para manejar, una caja de sexta que ayuda a bajar el consumo, un motor que responde siempre, un control de velocidad crucero cómodo (en el volante)… ¿Qué más se puede pedir? En ruta va comodísimo y no gasta nada. Aa 130 km/h reales, apenas necesita 7,3 litros para hacer 100 kilómetros y el motor va a relajadísimas 2.900 vueltas por minuto. Lo que se dice un chiche para disfrutar.Contar con ejes independientes en ambos trenes de rodaje asegura precisión en las maniobras y mayor confort de marcha que si tuviéramos un eje rígido atrás (prácticamente en desuso aún por los off road más extremos).

 

COMPORTAMIENTO OFF ROAD

Se sabe que en este nicho del mercado no podemos pedir una caja reductora. Para compensar, los fabricantes están agregando un control de descenso de pendientes. No es lo mismo, pero ayuda. No es otra cosa más que un poco más de trabajo para el sistema de frenos ABS. Este sistema funciona a una velocidad restringida. A más de 30 km/h, o si se acelera en pleno descenso, se desactiva automáticamente.No vamos a caer en la reiteración de decir que tiene las limitaciones lógicas de un vehículo que no es off road. Es un todo camino. Por eso, mejor aclarar algunos puntos acerca de cómo trabaja la tracción: como casi todos los exponentes del segmento, es un 4x4 on demand. Es decir, un 4x4 automático. Empieza trabajando en 4x2 y si detecta la necesidad de acoplar el eje trasero, el sistema lo hace solito sin que el conductor se entere. Pero desde el tablero se puede bloquear la tracción para que sea 4x4 total. Pero también hay algunos pero: a más de 40 km/h el sistema pasa solito al modo automático.La efectividad de la tracción es relativa. El sistema acopla muy rápido, pero gran parte de su comportamiento fuera del camino está condicionado por los neumáticos que monta de fábrica, pensados para andar siempre por el asfalto.

 

 

PRECIO

Somos conscientes que 45.000 dólares no es una bicoca. Pero viendo el precio de rivales… ¡Qué lejos que están los autos en la Argentina! Pero esto sería tema para otra nota.El rival al que todos le apuntan es la Honda CR-V, de la cual no hay versiones Diésel, como ocurre con la mayoría del segmento. Punto para Hyundai. A pesar de que la obligación de ponerle gasoil Premium hoy nos hace pensar dos veces la elección, está fuera de discusión que este modelo tiene el mejor motor Diésel que se vende en el país.Volviendo al tema, la CR-V equivalente en equipamiento (no en mecánica, porque es naftera y automática) 45.400 dólares. El VW Tiguan Diésel, otro competidor directo, en versión gasolera arranca en los 48.000 dólares y llega hasta los 56.000. El Ford Kuga, aunque no tiene versión Diésel, se vende a 47.000 dólares su versión más equipada. Como se ve, tres ejemplos que no hacen más que demostrar la excelente relación precio-producto que logró Hyundai Argentina para esta nueva generación del Tucson.

 

 

Test

 

            Velocidad máxima (declarada)    194 km/h        

             Aceleraciones        0-100 km/h    9,1 seg           0-400 metros 16,7 seg         

            Recuperaciones                 

            80-120 km/h en 4ª 6,1 seg            

            80-120 km/h en 5ª 8,1 seg            

            80-120 km/h en 6ª 9,5 seg            

                                     

            Consumo/Autonomía                    

            A 130 km/h   13,7 km/l - 795 km    

            Ciclo urbano            10,5 km/l - 609 km    

            Mixto ciudad/ruta     12 km/l - 696 km                                           

            Error velocímetro Promedio          4%

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video