El 54% de los conductores descuida la presión de los neumáticos

Imprimir
PDF

El 54% de los conductores descuida la presión de los neumáticos

 

 El 54% de los conductores circula con una presión incorrecta en sus neumáticos. Éste es el dato que se desprende del estudio realizado durante dos fines de semanas, se realizaron pruebas a todos los conductores que se acercaron por el parking de un Centro Comercial muy conocido, donde una carpa hizo las veces de box gratuito para conocer el estado de los elementos de seguridad de los vehículos.

En total, se analizaron más de 200 vehículos, a los que se reconocieron los neumáticos (presiones y desgaste) y amortiguadores, así como las pastillas y discos de freno.
El dato que llama más poderosamente la atención es el referente a la presión con la que los conductores circulan con sus vehículos. Más de la mitad de ellos descuida comúnmente este aspecto, desconociendo además las consecuencias que sobre la durabilidad del neumático tiene.
Un neumático con una baja presión tiende a calentarse y corre un riesgo mayor de poder reventar en cualquier momento. Así mismo, el desgaste de la banda de rodamiento en los costados será mucho mayor y provocará un aumento del consumo de combustible. Al contrario, las consecuencias también son muy negativas para la seguridad al volante. La banda de rodamiento de un neumático que circule con una presión superior a la recomendada por el fabricante se desgastará mucho más rápido en el centro y será más vulnerable si circula sobre una calzada deteriorada o con obstáculos, ya que la superficie de sujeción a la carretera disminuye.
El segundo dato más negativo extraído del estudio es el estado de los frenos. Uno de cada cuatro vehículos examinados tenían los frenos desgastados. Esto quiere decir que las pastillas habían dejado de ejercer su función. Las consecuencias sobre la seguridad son obvias, pues se trata de un elemento vital para la seguridad al volante. Pero es más grave por las consecuencias que incluso puede tener sobre el resto de elementos que intervienen en la acción del frenado de un vehículo: ruedas, discos y amortiguadores principalmente. En primer lugar, circular y frenar con las pastillas desgastadas deforman los discos de freno. Además, aumenta la distancia de frenado, lo que puede ser crucial en una situación de emergencia, y afecta al estado de los amortiguadores y, como consecuencia, de los neumáticos, que sufren más en cada frenada que se efectúe.
 

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video