Imprimir
PDF

El snorkel

historia y funcionamiento. 
 

El Snorkel es un dispositivo que permite navegar en inmersión por cuanto posibilita la alimentación de aire para los motores diesel y para que los tripulantes puedan respirar, así como para poder expulsar los gases de la combustión (monóxido de carbono) de los motores diesel y de los residuos debidos a la respiración de los tripulantes (anhídrido carbónico).

 

 

 

 

Un poco de historia

 

Ya al comienzo de la navegación submarina, los constructores e inventores de submarinos se preocuparon del problema que suponía la ventilación interior en un submarino mientras iba sumergido. En los primeros sumergibles que navegaban cerca de la superficie, el problema se solventaba colocando un tubo de modo que sobresaliera por encima de la superficie del agua, dicho tubo servía para que los tripulantes pudieran respirar. Como ejemplo tenemos al Huntley, construido a partir de una caldera y que tenía un tubo que sobresalía entre 1 y 2 metros.

 

 

 

Con la construcción de los submarinos dotados de motor o de máquina de vapor se hizo imprescindible tener un medio de alimentación de aire y de salida de gases y humos a la atmósfera ya que en sus inicios los submarinos aún no funcionaban con motores eléctricos, los que comenzaron a ser usados por los ingleses en 1885 con el submarino Porpoise.

El primer "snorkel" fue instalado en el Argonaut. Construido en 1894 por el estadounidense Lake consistía en un tubo para la aspiración de aire para la alimentación de un motor de gasolina.

El primer accidente de un submarino con una instalación "snorkel" lo tuvo un submarino japonés en 1911 y se supone que dicha instalación fue la causa del hundimiento.

Ya antes de la guerra los holandeses, por iniciativa de Wichers, montaron verdaderos dispositivos snorkel en sus submarinos constituidos por pequeños tubos retráctiles y ya una vez iniciadas las hostilidades en la segunda guerra mundial algunos de dichos submarinos fueron a parar a manos de ambos contendientes (ingleses y alemanes) quienes desmontaron y estudiaron el dispositivo pero sin ver la necesidad de usar el invento.

La primera instalación de prueba por parte de los alemanes se produce en el año 1943 sobre un "submarino" Tipo II de 250 toneladas. Se colocó en el lugar que debería ocupar el periscopio de observación (los submarinos suelen llevar dos periscopios uno de observación y otro más pequeño de ataque) un tubo de aspiración con una válvula de cabeza de doble asiento de flotador y una válvula de cierre rápido a pie del tubo. El tubo podía ser izado o arriado con el motor del periscopio sustituido. La descarga de gases se hacía a través de un tubo también telescópico acoplado al tubo de aspiración.

Una vez que se comprobó el satisfactorio funcionamiento del sistema se procedió a su instalación en los submarinos del tipo VII y IX. Por razones de espacio eran plegables y se abatían sobre cubierta hacia proa, siendo a partir de los tipos XXI y XXIII cuando se comenzaron a instalar snorkel retráctiles.

 

 

Snorkel de cierre con flotador

 

Tecnología y funcionamiento

 

En sus inicios las válvulas Snorkel eran de flotador (ver figura 1) consistía en una bola hueca y hermética (1) que al elevarse el nivel del agua por efecto de las olas (flecha roja) se elevaba empujando al brazo (2) y pivotaba sobre un pasador fijado al brazo por medio de la orejeta (3) empujando la válvula (4) hacia el asiento (5) y cerrando el paso de aire y agua hacia el interior del submarino por el tronco de aspiración (6). En lo referente a los gases de exhaustación salían libremente y por un tubo independiente aunque tenían unas válvulas de charnela para evitar el paso del agua a las cámaras de combustión en caso de algún fallo.

 

 

 

 Cuando por causa del oleaje la válvula de cabeza del Snorkel se cierra, los motores diesel aspiran el aire del interior del buque funcionando del mismo modo que lo hacen en superficie y cuando la válvula se abre de nuevo, el aire continua entrando normalmente. Los motores funcionan normalmente porque el tiempo en que la válvula permanece cerrada no pasa por lo general de entre 0 y 2 minutos y el único efecto que hay es una bajada de presión del aire dentro del submarino, quedando nuevamente restablecida de un modo paulatino con la apertura de la válvula.

 

 

Tal y como comentamos en sus comienzos dicha válvula se accionaba por medio de un flotador, para posteriormente ser accionada de un modo eléctrico, neumático o ambos combinados.

 

 

El snorkel con válvula de flotador tenía una serie de fallos debidos principalmente a lo delicado del sistema de mecanismo, el cual se deterioraba y fallaba cuando navegaba por aguas frías debido al efecto de congelación de sus piezas.

 

Hacia finales de 1944 y comienzos del 45, también en submarinos Tipo II se colocaron Snorkel retráctiles o telescópicos que además llevaban las válvulas de cabeza accionadas de modo electro neumático y que funcionaban de un modo correcto y fiable, (ver figura 2) sistema que fue aplicándose a otros tipos de submarinos.
 

 

 

Es así que luego se comenzó a aplicar en  vehículos todo terreno para poder vadear a mayores niveles de profundidad con menor riesgo para los motores.

 

 

 

Esta toma de aire elevada garantiza que nuestro motor tome aire en cualquier situación, ya sea debajo del agua en un vadeo profundo, o en el desierto, evitando el aire contaminado con polvo.

 

 

 

También lo emplea hoy en día nuestro tanque de guerra de industria nacional  TAMSE.

 

  
   
 

 
 
 
 
 

Nota: para asesoramiento y ventas contactarse a 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

especificando datos de interes.

 
 
 

Clínicas de conducción 4x4

Servicios para empresas

Salidas de Pesca

Canal de Video