Caja reductora: más torque a la misma potencia en las 4x4

Imprimir
PDF

 

Está presente en las camionetas 4x4, aunque no en todas. La clave para comprender su uso está en dos conceptos. ¿Sabes a qué nos referimos?

La caja reductora es un artefacto que convierte la energía motriz de un vehículo en mayor fuerza, reduciendo -como su nombre lo indica- la velocidad transmitida a las llantas para que las ruedas del vehículo adquieran más fuerza. Por este motivo es que son ideales para conducir en superficies con escasa adherencia, con obstáculos (montículos, huecos, etc.) y pendiente arriba.

En la actualidad, la más común es la que usa un número determinado de engranajes, que bien podrían ser cuatro o seis. Éstos reciben la energía proporcionada por el motor a tantos caballos de fuerza como esté en capacidad de ofrecer. En seguida, la fuerza es transmitida a otro engranaje, el que a su vez la entrega a otro y, así, sucesivamente.

El resultado de esta operación es la entrega de más fuerza en el eje que la recepciona, el mismo que hace moverse a las ruedas del vehículo. Sin embargo, la potencia no ha variado, pues el motor brinda determinados e invariables caballos de fuerza. Lo que sí se ha modificado es el torque, es decir, la fuerza que es capaz de transmitir sobre cada metro del eje de recepción.

 

Con la caja reductora mantenemos la velocidad (km/h) y aumenta el torque (rpm) de nuestro motor

Por este motivo, para comprender el funcionamiento de la caja reductora es necesario tener bien claros los conceptos de torque y potencia. Así pues, entendemos al primero como el producto de cierta fuerza ejercida sobre una palanca que tiene una longitud específica. Y cuando hablamos de potencia, hablamos de la rapidez con que puede trabajar el motor o, matemáticamente, la cantidad de trabajo realizado en una unidad de tiempo.

 

Tradicionalmente, la caja reductora es accionada mediante una palanca, un dial o, actualmente, también electrónicamente. Su mecanismo y funcionamiento permite accionar el sistema de tracción en las cuatro ruedas (4x4) y seleccionar los modos de conducción 2H, 4H y 4L a los cuales hicimos referencia en un artículo anterior sobre sistemas de tracción AWD y 4WD



Si observamos bien el asunto, lo que obtenemos finalmente con una caja reductora son velocidades adicionales o modos de conducción, sumadas a las que ya ofrece el motor de nuestra camioneta todoterreno: las normales o largas, para una conducción habitual, y otras cortas para activar las características de 4x4, necesarias para superar las peripecias de un terreno complicado y disparejo.