El retrovisor lateral en un monitor con vision nocturna.

Imprimir
PDF
La máquina consiste en un proyector holográfico que emplea un espejo de dos láminas para mostrar diferentes capas de imágenes. Se trata de la primera vez que se consigue reducir el tamaño de estos dispositivos hasta poder montarlos en el interior de la carcasa de un retrovisor, el invento se ha presentado este fin de semana.

Muestra información como la velocidad real y la distancia existente respecto a otros vehículos. Como decía, es un dispositivo mucho menor que los monitores HDU que hasta ahora hay en otros vehículos, sobre todo, los de BMW. El fabricante bávaro introdujo en 2004 esta tecnología procedente de la industria aeroespacial.

 

 

 
HDU viene de Head-Up Display, literalmente, monitor de cabeza erguida, dado que se desarrolló para los pilotos de los caza de combate. La idea es que pudieran visualizar una serie de parámetros mientras realizan las maniobras más complejas sin tener que desviar la mirada de su blanco. La proyección puede realizarse sobre una superficie de cristal o en sobre la visera del casco.
 

 

 

A diferencia del resto de proyectores HDU, que necesitan una superficie de cristal líquido para mostrar imágenes, éste lo hace sobre un espejo normal. Envía sus proyecciones y crea diferentes tipos de interferencias para crear la  imágenes holográficas en esta superficie. Dentro de unos días os contaré el último avance de BMW en este campo.

La compañía que lo ha desarrollado lo está mostrando estos días en un simposio sobre tecnología en Dearborn, Michigan. Los americanos se han dado cuenta de que la industria automovilística se ha convertido en la protagonista de la carrera tecnológica y quieren ponerse de nuevo al frente. Con inventos como éste, sin duda, se mejoraría mucho la seguridad de los ocupantes en todas las situaciones del tráfico.