El primer Jeep Wrangler 2018 con motor V8

Imprimir
PDF

 El Jeep Wrangler es uno de los modelos que más modificaciones suele recibir por parte de sus propietarios. Así que alguien instalara un V8 en su vano motor era solo una cuestión de tiempo.

 

Desde Florida, EE.UU: ya han colocado un motor V8 en el nuevo Jeep Wrangler. Puede que esto por sí solo no te diga nada, pero lo cierto es que este modelo apenas acaba de empezar su  comercialización y su debut en noviembre en el Salón de Los Ángeles. Por eso no queremos dejar pasar la oportunidad de enseñarte cómo es el primer Jeep Wrangler 2018 con motor V8 del mundo, un 4x4 auténtico que ahora disfruta de un rendimiento imponente.

 

Muchos soñaban con que Jeep ofreciera de fábrica el nuevo Jeep Wrangler 2018 con un motor V8. Más que nada porque Mopar, la división de accesorios de la marca, ya dispuso un kit oficial para que los interesados pudieran sustituir los bloques del anterior Wrangler por un motor HEMI V8. Pero finalmente no ha sido así: el nuevo Wrangler se ofrecerá, en función del mercado, con un 2.0 turbo con 270 CV, un 3.6 V6 con 285 CV y un 3.0 V6 turbodiésel con unos 260 CV.

 

Para casi cualquier conductor, esos motores serán más que suficientes. Sobre todo teniendo en cuenta que estamos ante un todoterreno con ejes rígidos, un vehículo que no está pensado para ofrecer unas prestaciones de deportivo. Pero esos usuarios que quieran lo más de lo más, ya tienen la posibilidad de equipar el nuevo Jeep Wrangler con un potente motor V8 gracias a la compañía estadounidense Bruiser Conversions.



Todavía no han definido el precio de la conversión, que pueden ejecutar ellos mismos en sus instalaciones (en Florida, EE.UU.) o enviar a dónde desees en forma de kit. Como referencia, en el caso del anterior Wrangler este cambio venía a costar alrededor de 19.000 dólares (precio del kit sin instalación u homologación), así que imaginamos que este no andará muy lejos de esa cifra. Esa cantidad incluiría absolutamente todo lo necesario para equipar el Jeep Wrangler con un motor V8 y mantener todas las funciones que trae de fábrica el vehículo.

 

Porque aunque el motor no provenga del catálogo de Mopar, pues es un motor LS3 6.2 V8 de General Motors, Bruiser Conversions ha sido capaz de conectarlo a la caja de cambios automática de 8 velocidades original y de usar la electrónica de fábrica. De esta forma, el primer Jeep Wrangler 2018 con motor V8 mantiene funciones como el control de velocidad de crucero o incluso la posibilidad de poner en marcha la mecánica de forma remota.

 

Ahora este Wrangler tiene nada menos que 450 CV de potencia y 610 Nm de par.