Las ventas de 4x4 se dispararon un 80% y las marcas preparan más lanzamientos

Imprimir
PDF

Luego de la normalización de las importaciones, el negocio de los SUV no ha parado de crecer. Esta categoría muestra un gran dinamismo y le está ganando terreno a los sedanes y a los monovolúmenes. Cuáles son los modelos líderes en patentamientos y los que están por desembarcar en la Argentina.

 

Las marcas se adaptaron rápidamente al nuevo escenario y respondieron con una gran batería de lanzamientos y novedades. Sin embargo, son los modelos con estética aventurera, formalmente llamados Sport Utility Vehicle (SUV), los que mayor dinamismo están mostrando.

Con un crecimiento que se duplicó en menos de una década, la oferta de SUV se vio incentivada por una demanda cada vez más inclinada hacia la búsqueda de vehículos "polivalentes", es decir, aptos para transitar cualquier tipo de terreno.

Así, en un mercado donde se comercializaron 218.600 autos en el primer cuatrimestre, más de 31.000 pertenecieron al segmento de SUV, lo que representa una particpiación de casi 15%.

 

Lo interesante es que los patentamientos se dispararon casi 80% respecto del período enero-abril, cuando se habían comercializado cerca de 18.000 unidades.

El market share de este segmento es aun más importante si se analizan únicamente los modelos B, es decir los más chicos, que son los vehículos que históricamente concentran la mayor parte de las ventas de la industria.

Analizando el primer cuatrimestre, se observa que la participación del segmento B en el mercado total de autos particulares llegó a 76%, seguido por los medianos, con un 22 por ciento.

Así, mientras que en 2009 los SUV representaban el 10% de las ventas, frente a 25% de los sedanes; hoy tienen más del 22% del mercado frente al 18% de los sedanes. 

Otro dato clave es que, desde 2009, es la única categoría que crece ininterrumpidamente en ventas (con excepción de 2014, cuando cayó la industria en generla después de un año récord), manteniendo el incremento de forma constante.

Los SUV permiten transitar de mejor manera por lugares en los que a los automóviles les cuesta más".

"También permiten una mayor flexibilidad para llevar equipaje voluminoso, como bicicletas. Tienen un mayor despeje y una mecánica más robusta. Y, en el caso de las 4x4, son vehículos que están completamente diseñados para transitar más seguros sobre arena, barro o nieve", agregó.