El clásico Ford “T” 1927 a 1931

Imprimir
PDF

El Modelo A fue utilizado por primera vez por Ford en 1903 o también conocido como el “Fordmobile”.
Este fue el primer vehículo producido por la Ford Motor Company
La producción de la primera generación del modelo duró desde 1903 hasta 1905, con 1.750 unidades fabricadas.

Todo lo referente al mundo de la producción automotriz era nuevo y en fase de experimentación, diseño, técnicas, tecnologías, tal como hoy con la diferencia que las computadoras no igualaban los modelos de las distintas fábricas, como sucede actualmente que nos cuesta diferenciar marcas y sus respectivos modelos.
El Modelo A fue sustituido por una secuencia de modelos diferenciados por letras hasta que Ford logra la combinación perfecta de comodidad y fiabilidad con el Modelo “T”.
Este modelos fue fabricado en serie  y en 1914 la adaptación de la línea de montaje simplificó aún más los procesos.
Por la década de 1920, Ford había logrado imponer los modelos en Estados Unidos y logrado la fidelidad de muchos clientes.
Mientras tanto, otra marca: Chevrolet se estaban volviendo popular, eran similares a los Ford pero ofrecían servicios extras a un precio ligeramente más alto, pero razonable.


Chevrolet
Cerca del final de la década de 1920 las ventas comenzaron a decaer, estaba en ciernes la conocida como “Gran Crisis” de los 30′ y Ford entendió que se necesitaba un reemplazo de modelos. Así fue como la producción del modelo “T” llegó a su fin.
Henry Ford detuvo toda la producción durante seis meses para rediseñar, reconvertir al equipo y las lineas de montaje con el fin de prepararse para la producción del Modelo A. La segunda generación del Ford Modelo A se inició el 20 de octubre de 1927.
Se presentó del Modelo “A” el 2 de diciembre de 1927, y se ofrecía en cuatro colores. Lo de los colores no es un tema menor, hasta ese momento los modelos “T” solo se vendían en color negro, decían que porque secaba más rápido aunque hay quienes sostienen que el negro cubría más y ahorraban pintura. Pero la competencia con Chevrolet estaba a la vista y ya tenía esas opciones.
 

Henry Ford creó un nuevo sentido a la publicidad y rodeo de misterio el lanzamiento del  Ford Modelo A, contando con los medios de comunicación para llegar al público consumidor y generar interés en el “Nuevo Ford Car”.

Los pedidos para el nuevo auto superaron con creces la oferta. Entonces Ford dispuso  aumentar la producción y a mediados 1928 llego a fabricar 4.000 vehículos por día, llegando para fines de junio de 1930 a las 9.200 unidades diarias !!

Era un vehículo con estilo y elegancia, que había sido diseñado por el hijo de Henry Ford, Edsel. En comparación con su predecesor, era más sofisticado y complejo. El precio de la segunda generación del modelo A, que se fabricó 24 años después del modelo original A se vendía desde los 385 hasta los 570 dólares. 

El auto estaba propulsado por un 4 cilindros  de 3.340 cc. Se utilizó una transmisión de engranaje deslizante de tres velocidades con 1 velocidad marcha atrás. Amortiguadores hidráulicos y frenos mecánicos en las cuatro ruedas. Otras mejoras significativas fueron un arranque eléctrico, bomba de agua, velocímetro,  medidor de combustible  y la introducción de vidrio de seguridad Triplex.

La velocidad máxima alcanzaba los 60 km/h  con un consumo de casi 1 litro de combustible cada 16 km.